Buscar

Wanderlust, o la necesidad de viajar.

Blog de viajes y paseos

Camino De Santiago

Comenzamos nuestro camino de Santiago un poquito más cansadas de lo esperado. Quizás la noche anterior celebramos demasiado el reencuentro y la mañana fue complicada.

Aún así arrancamos con las ganas de quien cree que el cuerpo todo lo aguanta y tiramos hacia O Cebreiro. La subida se hace dura pero lo compensa la belleza de su paisaje ” si ayer me hubiese acostado un poco antes…” ahora ya es tarde, señora.

A lo largo de una semana recorrimos las etapas marcadas para el Camino Francés, los pies se cansaron, pero nos reímos y disfrutamos. Y es que sobretodo el Camino es reencuentro con uno mismo, con quien lo haces y quizás es también encontrar a gente nueva y estupenda con quién compartirlo. Como nos pasó a nosotros.

Saliendo un poquito más adelante de Villafranca

A continuación os dejo un resumen de las etapas que hicimos y algún dato técnico/alojamiento, pero sobretodo intentaré transmitiros consejos y sensaciones para que tengáis ganas de hacerlo.

¿Vienes a conocer un poco más esta peregrinación?

Seguir leyendo “Camino De Santiago”

Oporto, una y otra vez.

Aquel fin de semana de julio de 2020, después de meses confinados y cierres perimetrales decidimos escaparnos a una de nuestras ciudades favoritas.

Oporto, con su belleza decadente, es de esos lugares que o te encantan o detestas. Conozco gente que volvió casi espantada porque esperaban otro tipo ciudad , y es que Oporto es única.

La primera vez que vas a un sitio siempre intentas ver los “must” de ese lugar, sin embargo cuando vas por enésima vez lo que te apetece es pasear sin rumbo, encontrar sitios nuevos y disfrutar de otra manera.

Nosotros volvimos a sitios que nos gustaban, pero descubrimos muchos nuevos, sobretodo comimos en sitios nuevos. Más allá de la francesinha, hay una oferta gastronómica muy variada y digna de cualquier otra ciudad cosmopolita.

¿Vienes a comerte Oporto con nosotros? ¡También pasearemos para quemar unas pocas calorías!

Seguir leyendo “Oporto, una y otra vez.”

Comer en Cuba

A veces comer en Cuba puede ser una aventura. Como me dijo un conductor de colectivo “A veces en Cuba no es lo que quieras, es lo que hay” .

Nos encontramos “ave” y “pez gato” en algunas cartas, pero en general disfruté comiendo en este país. Os traigo unas recomendaciones de restaurantes que nos gustaron especialmente:



1️⃣ Taberna La Botija, Trinidad. En el casco antiguo, en sus empedradas calles, nos encontramos esta Taberna. La decoración os gustará y la comida os pondrá cara de felicidad. No dejéis de probar sus brochetas y su café negro con un trocito de caña de azúcar.

Seguir leyendo “Comer en Cuba”

Grecia (II): Paseando por Atenas.

¡Nos vamos a #Atenas ! 🇬🇷

La primera vez que visitamos la capital griega fue haciendo una escala hacia Egipto( puedes leer más en este post).

Intentamos sacarle partido al máximo a las horas que teníamos y lo hicimos con un free tour de civitatis, muy recomendable.

Aún así me quedé con ganas de más, me parecía que podría ser una ciudad en la que disfrutar mucho, pasear, por comer y vivirla a nuestra manera.

Ese “runrún” se quedó en mi cabeza y en nuestro viaje este verano por Grecia, decidimos dedicarle un par de días.

Seguir leyendo “Grecia (II): Paseando por Atenas.”

Grecia I : Meteora.

Llegamos a Grecia. Tomamos tierra en el país de Sócrates, Aristóteles, Leónidas… La imagen de monasterios en una enorme roca me perseguían desde hace tiempo y no pude evitar planificar parte del viaje en torno a verlos en persona.

Comenzamos nuestro viaje cogiendo un pequeño coche alquilado en autounion y ponernos rumbo hacia el norte, nos esperan 4 horas de camino hasta Meteora, pero para evitar el cansancio paramos a mitad de camino justo muy cerca de las Termópilas ¿cómo empezar mejor?

Seguir leyendo “Grecia I : Meteora.”

No vuelve.

Primero unos Whatsapp, muchos . Después unos audios y finalmente, ante mi falta de respuesta, una llamada .

Tíiiiaaaa, me voy unos días de viaje con unas amigas , ¿Vienes?.

La voz de Mei sonaba al otro lado del teléfono, lejos en Bedford, pero cerca como siempre con sus planes e ideas.

Seguir leyendo “No vuelve.”

Escapada a Lanzarote

Más de un año después las ruedas de mi maleta vuelven a resonar por un aeropuerto, un aeropuerto mucho más vacío, menos gente, menos ruido, misma ilusión.

En uno de estos paréntesis que nos ha dejado este año pudimos aprovechar y escaparnos a Lanzarote, nunca hubiésemos pensado que un “pequeño” viaje nos fuese a hacer tanta ilusión como uno “largo” hace un año.

Nos montamos en el avión, la mascarilla se hace rara, el espacio pequeño, la azafata no te sonríe, pero todo sigue igual. Despegamos, llegamos. Estamos en Lanzarote contra todo pronóstico y toca disfrutar de este paraíso unos días.

Seguir leyendo “Escapada a Lanzarote”

Postales a Marta

Después de 10 días en casa, apenas teniendo como “evento” el acudir al supermercado una vez a la semana, he recordado un pasatiempo que tenía con mi hermana.

Cuando internet solo comenzaba a emerger en nuestras vidas, cuando solo intentaba facilitarnos el trabajo y abrirnos el mundo.
Antes de que absorbiese el día a día, la forma de ser o la forma de enfrentarse a la opinión de los demás de mucha gente.

Antes incluso de que muchos idealizasen la vida de un desconocido a través de una pantalla y por una (demasiado pensada y repetida) foto.

Antes de eso, cuando los dominios de moda eran “terra.com” ,“eresmas.es”, palabras desconocidas para la generación Z; mi hermana y yo usábamos esto para  hacernos felices con un pequeño detalle.
A veces a diario, otras veces semanal.

¿Qué hacíamos?

Nos enviábamos “postales virtuales”.

Seguir leyendo “Postales a Marta”

4 días en San Petersburgo.

Cerca de estas fechas, hace ya dos años, descubríamos y disfrutábamos de Rusia. Quién nos iba a decir que desde la ventana de nuestro salón , con las mismas vistas ya una semana, íbamos a echar tanto de menos ver algo diferente.

No tenemos tiempo, o no teníamos, para pensar en ello, para contar nuestras experiencias, para acabar este post. Y ahora, me sobra.

Llegamos a San Petersburgo a bordo del Flecha Roja, tren con nombre de película que nos acercó un poco a lo que pudo ser la Rusia de los zares, el lujo y la pomposidad. Aunque en nuestro compartimento de 4 camas estábamos más cerca de los trabajadores de segunda clase.

Nuestra vagón tenía de todo, cada centímetro aprovechado, y lo que parecían solo dos sillones se convertirían aquí y allí en cuatro camas.

El traqueteo del tren, las vías y el paisaje indescifrable en la noche nos acompañó desde la rusa Moscú hasta la más” europea” San Petersbrugo.

El revisor nos despertó a las 7 de la mañana, aunque Javi no lo necesitó porque casi no pegó ojo, y nos trajeron el desayuno a nuestra cama.

Nunca había desayunado en un lugar así, y ahora pienso que qué maravilloso sería despertarse cada día con el desayuno hecho en una ciudad diferente del mundo.

Llegamos a la estación  Moskovskaya  y bajamos al andén en una fría pero soleada mañana. Nos dirigimos en metro a nuestro hotel y aquí comienzan nuestros 4 días en San Petersburgo ¿vienes?

Bienvenidos a San Petersburgo
Seguir leyendo “4 días en San Petersburgo.”

Blog de WordPress.com.

Subir ↑