“Cuando ya te parecía normal lo de no fumar en la calle, subías las escaleras mecánicas por la izquierda y seguías al dedillo todas las flechas marcadas. Cuando el silencio sepulcral en hora punta en el metro parecía normal, llegas a otra ciudad y ¡bang!
Derecha, izquierda, barullo ¡incluso gente corriendo a por el tren!

Así son los países, no sólo el nuestro, contrastes y más contrastes.”

Así rezaba el pie de la foto que compartía nada más llegar a Osaka. Habíamos estado 4 días en Tokio y esta ciudad a 500km iba a ser todo un contraste con la capital nipona.

Si quieres ver un Japón diferente, Osaka es un buen lugar para sentir esos contrastes. Nosotros pasamos 3 noches en esta ciudad y sinceramente, hubiésemos acortado una.

¿No os gustó Osaka? ¿No vale la pena? ¡para nada! Sí que nos gustó y creo que vale la pena visitarla, pero para nuestro gusto no es necesario tantos días.

Osaka - Japan
Used Sky Building junto a la estación de buses Willer (se puede subir al mirador)

Quizás, algo de la “manía” que le cogimos fue producto de llegar a las 7 de la mañana tras 10 horas de bus y no poder entrar en el hotel hasta la 3 de la tarde.
Por lo que, error nuestro, nos echamos a andar hasta el (espectacular) Castillo de Osaka. Solamente andar unos 5 km cansados y a pleno sol… ayudó a no tener un recuerdo tan bueno. Y el que me diesen el cambiazo con unos deportivos en el hostel ¡pero eso ya es otra historia!

Aún así no quiero desanimaros, Osaka vale la pena.

¿Qué vimos en esta ciudad? ¿Qué cambiaríamos? ¡Allá vamos!

Barrios / Zonas que visitamos:

  • Barrio de Fukushima:

El Barrio donde nos alojamos durante 3 noches. A poca distancia de Osaka Station y con metro cerca. Un barrio diferente, cerca de las vías del tren y que nos sorprendió nada más llegar.

Osaka - Japan

Aquí empezamos una noche de fiesta en un bar minúsculo en un segundo piso, con vistas a las vías. Lleno de una especie de gusanitos y golosinas y que podíamos consumir gratis con la consumición. Gafas, juguetes, dados… un lugar peculiar. Hablamos con muchos curiosos, en Osaka nos pareció más abierta la gente. Una pareja de médicos que habían salido a cenar, un chico que conocía a jugadores de fútbol del Deportivo y del Levante (o algo así) … y finalmente acabamos con un chico de Singapur que viajaba solo yendo a la discoteca Picadilly. Nos vimos a las 4 de la mañana comprándole unas chocolatinas para la moña que llevaba la vuelta al hostel.

Las cervezas no son muy caras, una copa puede valer sobre 700¥ y el entrar en una discoteca con consumición a nosotros nos valió 1.000¥ chica y 1.500¥ los chicos.

Además cerca de Fukushima , a parte de tener a mano la estación de Osaka, pudimos ver varias veces paseando el curioso “Gate Tower Building” , un edificio atravesado por una autopista. Sí, lo que lees. Solo podía pasar en Japón.

IMG_1863.JPG

  • Castillo de Osaka:

Japan - Osaka - Castillo

El Castillo de Osaka es uno de sus edificios emblemáticos ya que es uno de los castillos más famosos de Japón.

Se trata de una edificación construida originariamente en el siglo XVI , sin embargo se restauró varias veces, la última en 1997 en la que se consiguió el estado actual. Siendo en realidad una reproducción en cemento del edificio original.

Se puede entrar por 600¥, nosotros lo hicimos, pero no lo recomendamos especialmente.

El interior estaba atestado de gente y no se conserva nada de la época originaria del castillo sino que hay varias salas de exposiciones , pero parece que estás dentro de cualquier otro museo. Las vistas están bien, pero si no tenéis especial interés, la vista por fuera es suficiente.

Está rodeado de un parque enorme con un foso de agua y el paseo vale la pena.

  • “Playa” de Osaka:

No encontrarás fácilmente en ninguna guía que Osaka tenga playa, lo mejor para disfrutar de un rato de relax y descanso en el mar es acercarse a poblaciones cercanas que cuentan con playas como de la de Suma , de la cual os hablaba en el post de Kobe (fuimos desde Osaka).

Sin embargo, no sabemos como, una vez hecha la visita a pleno sol de Castillo de Osaka y empezando a estar muy cansados, google nos propuso como lugares “cerca” una supuesta playa urbana “Osaka Fureai no Mizube”.

Osaka - Beach - Japana - Adventures

Tras unos 30′ andando, llegamos a este parque con una arenal y su agua fangosa. Óscar se atrevió a meterse hasta la rodilla. Yo le esperé en la arena con unas ganas inmensas de que llegase la hora de hacer el check-in (a las 15.00).

No es un imprescindible ni mucho menos, pero que sepáis que existe. Quizás más entrado el verano pase de parecer un lugar semi abandonado a una playa curiosa, ¡puede que nunca lo sepamos!

  • Barrio Dotonbori:

El barrio que más nos gustó de Osaka. El barrio de dotonbori se localiza en el tramo de calles situadas entre Nipponbashi y Daikokubashi en la orilla sur del río que le da nombre a la zona. Se sitúa en el distrito de Namba y es muy fácil llegar hasta aquí en transporte público.

Japan - Osaka - Dotonbori

Dotonbori derrocha vida por todas partes. Al anochecer las luces de sus edificios a la orilla de los canales toman protagonismo.

¿No te suena ese atleta luminoso? Es el corredor de Glico y probablemente una imagen muy conocida de la ciudad. Se trata de un icono de la compañía de dulces Glico. Al parecer este hombre está corriendo los 300 m ya que las calorías de un caramelo le proporcionan energía para recorrer esta distancia . Interesante ¿no?

A parte de este icono con el que todo el mundo busca retratarse, las calles de dotonbori son todos luz, ruido, comida ¡y carteles gigantes! Un pez globo colgando de proporciones exageradas, un mega cangrejo … Todo un espectáculo.

Mucha gente, muchos puestos, mucha vida. Mucha más que las calles de Tokio, o al menos diferente. Como un poco al estilo “latino”. Tenéis que verlo para poder comparar.

Pasenado por Dotonbori os encontraréis con una de las típicas galerías comerciales japonesas “Ebisubashi-suji” con muchos años de historia es un lugar perfecto para unas compras. Muchas tiendas tanto de ropa como de comida.

  • Barrio Shinsekai:

Se trata de un barrio también en el sur de la ciudad, su nombre significa “nuevo mundo”. Aunque cuando se construyó podía ser un proyecto futurista, se ha quedado algo anclado en el tiempo. Lo más característico es la torre de Tsutenkaku a la que se puede acceder por 600¥.

Al parecer, el barrio estuvo bastante abandonado durante la segunda guerra mundial y adquirió fama de sucio y peligroso. Nosotros solamente notamos (quizás también porque llovía) que era una zona muy diferente a otras de la ciudad, menos cuidada y un poco apagada.

Tiene multitud de restaurantes, bares y tiendas. Lo típico de esta zona son las brochetas rebozadas o kushikatsu, así que ya sabes ¡a probarlas!

Nosotros además comimos en un restaurante con sushi “giratorio”, tu propia tablet y una cinta en la que van saliendo distintos platos. Comimos bien por 8€ por cabeza.

Tras recorrer este barrio paseamos por varias zonas, muchas galerías un poco descuidadas y algunas partes de Osaka que si no te metes a callejear no vas a ver. Sin embargo, no sé los nombres de las calles. Pero alrededor de Shinsekai hay mucha zona comercial.

  • Barrio de Amerika Mura:

Un lugar muy diferente a otras partes que visitamos de Osaka. Se trata de un barrio al que podríamos llamar “Little America”. Tiendas de ropa de todo tipo, muchas de deportivos y marcas americanas, mucho hip-hop en los hilos musicales de las tiendas de camisetas se mezcla con camisas hawaianas y por supuesto, siempre algo de anime.

En el medio se encuentra una plaza Sankaku Koen donde nos sentamos a ver el ir y venir de gente. Música country en algunos locales y bastantes tiendas de ropa vintage ¡incluso una estatua de la libertad!

Junto con dotonbori, uno de mis barrios favoritos.

  • DenDen Town :

Se trata de la ciudad electrónica de Osaka. Muy diferente a Akihabara, pero también con cierto encanto. El entrar en las tiendas de tecnología vintage fue un de las cosas que mas me gustó. Antiguas nintendo, ordenadores de hace 30 años y muchas curiosidades electrónicas . Si quieres hacer compras de este tipo, probablamente te sea más sencillo encontrar lo que quieres en este barrio ya que es más manejable que su semejante tokiota.

Templos que visitar:

Como en todas las ciudades japonesas, Osaka cuenta con varios templos para visitar.

Nosotros decidimos ir a dos cercanos : el templo Isshinji con una peculiar puerta (muy moderna) de entrada. Se encuentra en El Barrio de Tennoji , el acceso es gratuito.
La principal curiosidad es que en este templo se encuentran estatuas de Buda hechas con restos de budistas de todo Japón.

A poca distancia de este templo se encuentra el Templo Shitennoji, con una gran pagoda y todo un recinto por el que dar un buen paseo alrededor.

Sin embargo, hay muchos más que no visitamos. En esta ciudad nos dedicamos más a pasear, comer, ver tiendas y dar vueltas por los diferentes barrios. Ya veríamos templos en Kioto…
Si quereis visitar alguno más os dejo este post de guía lowcost.

Dos recomendaciones para Osaka:

Sin duda hay dos cosas que os recomendaría probar a los que vayáis a visitar Osaka., ¡por supuesto es comida!

  1. TARTA DE QUESO “RIKURO OJISAN”.

Seguramente la habréis visto en vídeos en Facebook. Últimamente me ha coincidido de verla en varios reportajes y noticias ¡ y nosotros la probamos !

Riquísima, esponjosa y muy ligera. Nos encantó, muy diferente a una tarta de queso que puedas probar aquí.

La pastelería donde la preparan tiene varias sedes en Osaka, por lo que es fácil encontrarla. Nosotros la probamos en una que se encuentra en “Doguyasuji” una de las tantas galerías comerciales que hay.

Es un local pequeño con una larguísima cola que sale fuera. Solo la tienes que hacer si lo que quieres es llevarte un tarta entera. Sino, dentro puedes pedir tu porción con café por 380¥ y sentarte a comerla mientras ves como las van elaborando en cadena. Precisión japonesa en estado puro.

2. OKONOMIYAKI o MODANYAKI

Se trata de una especie de ¿tortilla? hecha a la plancha, una mezcla de distintos ingredientes típica de la zona. La diferencia entre Okonomiyaki y la variedad Modanyaki es que ésta última lleva fideos fritos entre medias.
Nosotros la probamos en uno de los restaurantes especializados de la cadena “Tsuruhashi Fugetsu”. Hay varios locales en la ciudad y nosotros nos decantamos por el que se sitúa en Dotonbori, justo detrás del cartel de Glico en la segunda planta del edificio . Nos pusieron en una mesa junto a la ventana por lo que las vistas eran inmejorables.

Los camareros cocinan delante de ti y es un proceso que lleva unos 10- 15 minutos pero que completa la “experiencia” de probar este plato.
La mezcla de ingredientes la eliges tú y los precios varían de 800 a 1.400¥.

¡A nosotros nos gustó mucho! Os lo recomendamos.

Con estas recomendaciones culinarias acabo este post ¡que me está entrando hambre!

Osaka vale la pena, pero probablemente sea mejor visitarla antes que Tokio para disfrutarla más.

Una vez hecho el viaje, invertiríamos una noche menos en Osaka pero siempre podéis hacer como nosotros y aprovechar para ir a Kobe y Nara desde esta ciudad.

Ya solo me queda hablaros de los ciervos sagrados de Nara que engullen galletas y casi turistas… pero eso será en el último post de Japón.

¡Hasta la próxima!

Anuncios