Viajar haciendo escalas durante el vuelo es una de las mejores formas para ahorrar, aunque muchas veces esas eternas horas en el aeropuerto no compensan por el cansancio acumulado en horas muertas.

Ese café de máquina,sándwich de algo indeterminado y los incómodos asientos normalmente hacen que pienses ¿por qué? Sin embargo, en nuestro viaje a Egipto, la escala fue una oportunidad estupenda para tener un primer contacto con la capital de Grecia.

Volamos con la compañía Aegean y al comprar el billete vimos que era la escala perfecta (si es que eso realmente existe).

Sigue leyendo