¿Conoces la segunda ciudad más grande de Inglaterra?

¿Sabías que tiene más millas de canales que Venecia?

Elegí esta ciudad porque soy muy fan de la serie Peaky Blinders, quería ver como era realmente y sobretodo me llamaban esos canales tan poco conocidos.
Dio la casualidad que Mei había estado en Birmingham pero no tenía ni idea de la existencia de los mismos ¡y fue una de las cosas que más nos gustó! Así que allá nos fuimos , a recorrer sus orillas, ir de tiendas en el Bull ring y ver la iglesia de St. Martin en medio la modernidad de un centro comercial

Todo esto y mucho más en este nuevo post, te llevo a esta urbe quizás poco conocida, que nos encantó recorrer en un día.

Let’s go!

Llegamos en coche, pero Birmingham está bien comunicada si quieres acercarte por ejemplo desde Londres. El tren Londres – Birmingham tarda entre 1:30h el más caro y 2:30 el más económico.

Nosotras aparcamos en uno de los parking cerca de Acuario de Birmingham (National Sea Centre Birmingham, aunque un poco alejado del casco antiguo, fue todo un acierto. Según salimos a la superficie nos encontramos con los canales. ¡Un buen primer contacto con la ciudad!

Estos canales fueron a mediados del siglo XIX una de las principales formas de comunicación de las ciudades industriales de Gran Bretaña, como Liverpool, Bristol, Bull y Londres.

Además, según pudimos leer, se utilizaron durante la Segunda Guerra Mundial para tomar agua y apagar los fuegos ocasionados por los bombardeos.

Es muy interesante recorrer la red de canales y ver las diferentes exclusas que ayudaban a subir o bajar las barcas con su pesado contenido, todo gracias a el uso de la fuerza del agua.

Cerca de el acuario está la zona más bonita , están rodeados de  muchos restaurantes lo que hace que sea una parte de la ciudad muy visitada, tanto por turistas como por los propios habitantes de Birmingham para comer, pasar la tarde, tomar algo… ¡Lo recomendamos al 100%!

Yo ya estaba encantada, nos habíamos encontrado de pleno con la zona que más ganas tenia de ver de la ciudad y con varias barcas del estilo que salen en la serie Peaky Blinders.  Se puede hacer un pequeño crucero por la red de canales por un precio de 8£ pero unos días antes lo habíamos hecho en Cambridge así que decidimos seguir.

Nos quedaba todo un soleado día por delante y mucho que hacer. Así que siguiendo por el Canal Principal nos dirigimos hacia el centro de Birmingham y nuestra primera parada fue el museo de la ciudad (Birmingham Museum and Art Gallery)

La entrada a este museo es gratuita y el principal atractivo es poder conocer la historia de la ciudad a lo largo de los años en varias salas. Desde la revolución industrial, Primera y Segunda Guerra Mundial , hasta la actualidad. A mí particularmente me resultó muy interesante, y aunque solo sea por ver el impresionante edificio por dentro ya vale la pena.

Se sitúa justo en frente al Ayuntamiento de Birmingham, pero ese día no era accesible puesto que había bastantes obras en esa parte de la ciudad.

 

Después de visitar el museo nos dedicamos a callejear (ya que las obras cortaban la vía principal) hasta llegar a “Victoria Square”.
La principal diferencia que noté en Birmingham fueron sus calles. El ladrillo rojo domina en las construcciones y los edificios antiguos, debido a esta característica ,son realmente bonitos. Es un contraste con otras zonas del país, con otras ciudades que visité como Londres o Cambridge.

Victoria Square puede ser considerado un punto principal de la ciudad, aquí confluyen varias calles importantes , puedes tomar la New Street que es peatonal y empezar un recorrido por la zona más comercial. Y eso hicimos.

Uno de los principales atractivos para mucha gente que se desplaza de ciudades cercanas a Birmingham, es ir de compras.

A  poca distancia de Victoria Sq. nos encontramos con  Bullring.

Ésta no es un área comercial cualquiera, sino que  a mediados del siglos XII (año 1166) se convirtió en un mercado, concretamente el más grande de Inglaterra.

Con el paso de los años (y siglos) ha sufrido varias remodelaciones hasta lo que es hoy. Dos centros comerciales unidos, con una gran plaza central y que deja en el medio la Iglesia de San Martín. La iglesia se puede visitar gratuitamente, y aunque al principio choque el contraste tan grande antiguo-moderno creo que esa sensación de que está atrapada en medio de los centros comerciales le da cierto encanto. Quizás si no estuviese donde está, no te fijarías tanto en ella.

En el  Bullring  te puedes perder durante horas, en sus cientos de tiendas, por ello recibe millones de visitas al año. Por fuera es espectacular, uno de los edificios (los grandes almacenes Selfridges) tiene un forma ondulada con una cobertura de discos reflectantes distinto a todo lo que hayas podido ver antes.

Cerca de la plazoleta y terraza central se encuentra una estatua de un toro de bronce,  puesto que en esta zona había una especie de plaza de toros donde podían correr antes de sacrificarlos.

 

Además de tiendas de ropa, perfumes, joyería, comida etc También cuenta con una amplia zona de restauración y nosotras aprovechamos (después de ir a la tienda de ropa vintage cercana Cow) comernos la hamburguesa favorita de Obama, en la hamburgusería Five Guys ¡ñam!

IMG_20170901_141144.jpg

Había leído que algo típico en Birmingham es el balti, un tipo de curry que nació aquí debido al gran número de inmigrantes que recibía sobretodo en los años 80.

En el sur de la  ciudad existe el “triángulo balti” donde comer este plato en uno de sus múltiples restaurantes , pero estábamos algo cansadas y no nos apetecía alejarnos tanto del centro ¡para la próxima!

Después de comer, nos acercamos hasta Chinatown (Chinese Quarter) Que he de reconocer, fue una decepción. Sí que se nota un leve cambio,  bastantes restaurantes asiáticos, algún que otro negocio algo distinto… Pero nada que ver con lo que puede sugerir el nombre (o con el mismo barrio en Londres). Pero bueno, había que verlo para saber si recomendarlo o no.

Se nos hacía algo tarde y volvimos paseando hasta donde habíamos dejado el coche. Encontramos nuevos canales y bares muy chulos alrededor. Sin duda, si queréis pasar el día Birmingham es una ciudad que vale la pena, a mí me sorprendió positivamente.

¡Hasta la próxima viajeros!

Birmingham
We are the f*** Peaky Blinders of  Birmingham!

 

 

 

Anuncios