El metro de Moscú es mundialmente conocido por sus espectaculares paradas que lo convierten en un “palacio subterráneo” y otra forma de conocer lugares evitando el frío moscovita (si vas en invierno).

Nosotros aprovechamos nuestro recorrido en metro hasta el Mercado de Izmailovo para luego ir conociendo distintas estaciones.

Como una imagen vale más que mil palabras, os dejo una fotogalería de nuestro recorrido ¿vienes?

Datos curiosos

“Selfie moment” – en muchas de las estaciones más conocidas del metro de Moscú encontrarás una zona “spot” donde pararte a hacer la mejor foto de la estación. Ellos saben la maravilla que tienen y la explotan.

Tokens” si no compras el pase de un día de el metro, tendrás que hacerte con unas monedas especiales para pagar tus viajes llamadas tokens. No te equivoques al meter dinero porque luego no hay cambio y puedes quedarte con ellos sin usar.

“ La buena suerte de Plóshchad Revoliutsii” en esta parada toca el Moro de unas de las estatuas de perro para tener buena suerte. Migui consiguió su plaza PIR después de hacerlo , ¿casualidad?

El metro de Moscú es uno de los más profundos del mundo. Sus estaciones se utilizaron como refugios antiaéreos ya que algunas llegas a los 85m de profundidad.

¡Ándate con ojo! Porque las escaleras van realmente rápido , imagínate bajar toda esa profundidad lentamente, los viajes serían eternos.

Toma nota, hazte con un plan y … nos vemos bajo tierrra viajeros.