La enciclopedia, la bendita enciclopedia. Ese objeto que nos sacó de tantos apuros y nos ayudó a hacer unos cuantos trabajos en el colegio.
Esa colección elegante de libros, con el estampado en el lomo : Larousse, Espasa… que ahora solo sirve para decorar en una de las estanterías de tu abuela y coger polvo.

Probablemente los que leáis este blog recordareis las enciclopedias, que luego se modernizaron en forma de la “Encarta 95,98 … ” qué modernos éramos, con toda la información de la historia en un CD.

Pues mucho antes de eso, unos indianos gallegos  (de los de emigrar y volver a poner una palmera en la puerta del caserón) ,  ya se había imaginado una enciclopedia al aire libre. Antes de Portaventura o de cualquier otro parque temático, ya ellos habían diseñado y llevado a cabo su proyecto de un parque en el que aprender y enseñar.

A finales del siglo XIX Juan García Naveira , que había hecho fortuna en Argentina, comienza a construir este “loco” proyecto en Betanzos (A Coruña).

 

Pasatiempo - Betanzos - Galicia

Como tantas otras cosas de nuestro Patrimonio mal conservadas, el parque carece en el actualidad de las dimensiones que tenía en su inauguración (por lo que he leído, una décima parte es lo que sigue en pie).

Su creador se dedicó a copiar todos aquellos monumentos que veía a lo largo de sus viajes: las pirámides de Egipto, el estanque del Retiro etc. En parte para enseñar a sus paisanos lo que no podían ver de otra manera y por otra parte para mostrar el mundo que tenía,  y quizás ver hasta donde le podía llevar su dinero.
¿Un pionero también en los blogs de viajes? puede ser.

Pasatiempo - Betanzos - Galicia - Paseos
Vista desde la pasarela de acceso

Algunas webs explican que El Parque del Pasatiempo llegó a ser un lugar que todo viajero que se preciase debía visitar, llegando a aparecer en las guías de la época.

En mi caso, he tenido la oportunidad de visitar varias veces este lugar. Con las típicas excursiones del colegio y también con mi padres, ya que Coruña está muy cerca.

Sin duda, el paso del tiempo (y nunca mejor dicho) ha hecho mella en este monumento excepcional.  Hasta finales de los 80 que el ayuntamiento compró los terrenos (supongo con la idea de llevar a cabo su restauración), el parque estuvo abandonado a su suerte, a las inclemencias del clima y a las reformas y crecimiento de la ciudad . De hecho, tiene plantado en medio el campo municipal de fútbol …  una verdadera pena.

 

Una de las partes que más me gusto la primera vez que lo visité, fueron las grutas .  Tiene distintos niveles y puedes “perderte” explorándolas, incluso encontrarte alguna estatua de un dinosaurio.

Cuando pasees por el Pasatiempo piensa en lo que suponía para la gente que lo visitaba. Imagínate a principios del siglo XX ver especies de plantas asiáticas en su Arboretum, un plano de Canal de Panamá, unas enormes estatuas de leones (los cuales nunca podrías ver en directo) era algo inaudito. Y probablemente realmente espectacular ¿no?

El parque en su momento tuvo que ser un lugar impresionante a la par que curioso. Y sin embargo, ahora solo queda una recuerdo de lo que fue. Con un aire incluso tenebroso, desconchado, con grietas y sin el encanto con el que lo recordaba. Los vecinos intentan sacarlo adelante, con peticiones y demás pero mientras el ayuntamiento se pone manos a la obra, el parque cada vez se destruye más.
Ojalá se pueda recuperar al menos la parte que sigue en pie.
Porque aunque sabemos que el paso del tiempo no es en vano, qué menos que intentar que esta enciclopedia al aire libre siga en pie para los curiosos (como la Larousse en la estantería).

Pasatiempo - Betanzos - Galicia
El paso del tiempo en El Pasatiempo

 

PD: Si quieres saber más, no dudes en pasarte por el blog “El Parque del Pasatiempo”
 Y si has tenido el placer de visitarlo y quieres que se conserve puedes firmar la petición de change.org

 

 

Anuncios